close
HomeBlogsLucila Román's blogCarne picada: ¡aprendé a elegir bien!

Carne picada: ¡aprendé a elegir bien!

Views

Toda preparación que lleve carne picada como ingrediente principal debería contar con un especial proceso de selección de nuestra parte.

¿Sabías que para hacer empanadas, hamburguesas, canelones o pastel de papas no es conveniente comprar los paquetes con carne picada envasada? Lo aconsejable es seleccionar los trozos que veamos exhibidos en la carnicería y recién después pedir que los piquen.

Generalmente, el carnicero consulta cuántas pasadas darle. Indíquenle que con una sola es suficiente.

Ahora bien, ¿por qué no recomendamos tomar un paquete y listo? Porque, por más cartelito que tenga indicando que se trata de “picada especial”, la misma tiene un alto contenido de grasa, dura muy poco en la heladera y generalmente está muy manipulada.

Por el contrario, si usamos lomo para que sea picado, nuestras comidas no tendrán el clásico juguito que se desprende de la carne cocida, ya que se trata de un corte muy magro. Hay que tener en cuenta que la grasa, en su justa medida, contribuye no solamente a la jugosidad, sino también a realzar el sabor.

Los cortes indicados para hacer carne  picada son:

El vacío, la falda, el brazuelo (pedirle al carnicero que quite la tira de grasa que suele acompañar a ese trozo), el roastbeef (también llamado corte aguja).

También recomendamos una combinación de tapa de asado o lomo, que tienen un muy buen sabor, con un par de chorizos de cerdo.