close
HomeBlogsLucila Román's blogHarina de algarroba, una opción saludable

Harina de algarroba, una opción saludable

Views

La harina de algarroba, además de los minerales que posee, se destaca por su alto contenido de fibra y sus antioxidantes fenólicos, que  la convierten en un ingrediente de alto valor nutricional y apta para celíacos.

Tanto el algarrobo blanco como el negro sirven de materia prima para elaborar diversos panificados, supliendo con facilidad la harina de trigo. Esto incluye masitas, barritas de cereal, budines y crepes. Tambien están indicados para la preparación de cremas y helados. La variedad negra, además, se utiliza como sustituto del cacao en el chocolate.

La harina de algarroba es ideal para celíacos porque no contiene gluten y presenta un nivel muy bajo de prolaminas.

Además, posee un alto contenido de fibra dietaria, minerales como calcio, potasio, magnesio y zinc, además de azúcares solubles. La presencia de tanino le asegura su capacidad antioxidante.

Entre sus muchos beneficios, la harina de algarroba aporta energía, mejora el funcionamiento de los riñones, alivia el estreñimiento mejorando la digestión y aumenta la energía del organismo.

Sus semillas también sirven: gracias a sus mucílagos, las inflamaciones tanto digestivas como respiratorias se alivian más prontamente.