close
HomeBlogsViagourmet's blogLos trucos nutricionales de los famosos de Hollywood

Los trucos nutricionales de los famosos de Hollywood

Views

Los cuidados del cuerpo de actores y actrices de Hollywood tienen un andamiaje mucho más amplio de lo que cualquiera puede imaginar. Rodar una película que exige un personaje tonificado o no, con mayor o menor volumen en las extremidades, requiere de una disciplina que, básicamente, varía según el trabajo al que se comprometan para hacer.

Sin embargo, muchos de ellos sostienen en el tiempo la vida natural, cargada de actitud fitness y con trucos nutricionales extravagantes que despiertan curiosidad. Algunos ejemplos:

Hugh Jackman: el actor no elimina los carbohidratos de su dieta, los limita consumiéndolos antes de las tres de la tarde. En su desayuno diario incluye avena, mientras que en el almuerzo come arroz integral y batatas. En cuanto a sus músculos, asegura que debe consumir tres gramos de proteínas por kilogramo de su objetivo de peso corporal.

Jennifer Lawrence: la actriz de “Los Juegos del Hambre" no es fanática de las dietas pero ponerse en forma para esta película, comenzó una dieta reducida en grasas saturadas pero que no eliminaba los carbohidratos.

Ben Affleck: Cuando filmó la película “Atracción peligrosa” realizó rigurosamente la dieta de las seis comidas: se trata de hacer seis a siete comidas pequeñas al día. En cada comida, Affleck debía consumir 45% de carbohidratos (arroz integral, batatas, brócoli), 35% de proteína magra (pechugas de pollo, claras de huevo) y 20% de grasas esenciales (almendras, semillas de lino). Jennifer Aniston también se embarcó en esta dieta.

Sarah Jessica Parker: La protagonista de Sex and the City sigue la dieta Hamptons, basada en proteínas bajas en grasas, vegetales, y un consumo moderado de carbohidratos (pastas y pan). El alcohol y los dulces están restringidos, así que puede ser una dieta viable para personas con sobrepeso u obesidad.

Angelina Jolie: Dejó de consumir tabaco y optó por un estilo de vida saludable, con una dieta basada en carnes magras como el pescado y de vez en cuando carne de res cocida, combinada con vegetales, bebidas sin azúcar y en el caso de la leche, consume de soya.