close
HomeBlogsViagourmet's blogTodas las verdades y las mentiras sobre la banana

Todas las verdades y las mentiras sobre la banana

Views

Que engorda, que hincha, que previene calambres, que sirve para conciliar el sueño, y cientos de conceptos más que, históricamente, han circulado en torno a la banana, una de las frutas más prácticas para comer en cualquier momento y lugar. Muchos son ciertos, otros son falsos, y otros son relativos. Por eso, consultamos al Dr. Martin Giannini (MN 114711), médico especialista en nutrición, para despejar todas las dudas.

Los mitos: ¿La banana engorda? ¿Sirve para prevenir calambres?

Hay dos grandes mitos: si la banana engorda y si sirve para los calambres.

En cuanto a si engorda, el dilema viene porque la banana tiene más calorías que, por ejemplo, la manzana: banana 0,9 calorías por gramo vs. 0,6 calorías por gramo de la manzana. Viéndolo desde este punto de vista la banana es más calórica, pero cuando trasladamos el valor calórico a una unidad de fruta, por ejemplo, banana mediana vs. manzana mediana, el valor calórico es similar. Y tenemos que agregar el contenido de un aminoácido llamado triptófano que actúa como un antidepresivo natural, además de ayudarte a tener menos hambre.

Otro mito es el que previene los calambres. Los calambres musculares son contracciones involuntarias dolorosas que pueden originarse por diferentes causas: exceso de trabajo muscular, calor, afecciones nerviosas o por carencias nutricionales. El calambre de origen nutricional se produce por un desequilibrio electrolítico y los principales minerales involucrados en los calambres son el sodio, el potasio, el magnesio y el calcio. Entonces, ante un calambre producido por la falta de algunos de estos minerales cualquier alimento que nos provea de ellos lo puede solucionar, la banana es muy rica en potasio y magnesio, por eso ayuda en estos casos, pero no es la única rica en estos minerales sino que todas las frutas lo son.

¿Cuáles son entonces las frutas más calóricas y qué cantidad de banana debería comer por semana?

El contenido calórico de las frutas va a depender del contenido de hidratos de carbono y grasa, puede sorprender esto último, pero las frutas también tienen grasas, algunas con cantidades importantes como el coco o la palta y la mayoría con concentraciones muy bajas. Veamos el ranking de las más calóricas:

1- El coco, con 320 calorías cada 100 grs.

2- La palta, con 160 calorías cada 100 grs.

3- El caqui, con 127 calorías cada 100 grs.

4- El maracuyá, con 94 calorías cada 100 grs.

5- La banana, con 90 calorías cada 100 grs.

6- El higo, con 74 calorías cada 100 grs.

7- La uva, con 70 calorías cada 100 grs.

8- La manzana, con 60 calorías cada 100 grs.

9- La naranja, con 47 calorías cada 100 grs.

10- La frutilla, con 37 calorías cada 100 grs.

Todos los días se puede comer banana, es fantástica, como todas las frutas. Las recomendaciones son cinco frutas al día, podrían ser cinco bananas pero te perderías los diferentes nutrientes que tiene cada fruta por eso lo ideal es la variedad.

¿Puede ser que la banana no engorde pero que sí hinche y produzca pesadez?

Cuando uno consume algún alimento, durante el proceso digestivo se producen procesos de fermentación, los cuales generan gases y es normal. Pero en ciertas personas la cantidad de gases producida es mayor y genera incomodidad y dolor, las frutas en general pueden producir fermentación por el contenido de azúcares y fibra. Con respecto a la pesadez, la banana al estar verde posee mayor contenido de almidón, el cual, durante la maduración, se transforma en fructosa. Por eso, si la banana esta más cerca de la coloración verde la digestión es más difícil y se hace más lenta, ocasionando la sensación de pesadez.

¿En qué momento del día es recomendable comer banana y, si no me gusta sola, cuáles serían buenas condiciones combinaciones?

La banana es fantástica para comerla en cualquier momento del día, puede ser como parte del desayuno y merienda, como postre o colación. La banana es una fruta muy versátil siendo muy fácil combinarla, como parte de una ensalada de frutas, o mezclada con yogurt o gelatina, o también en licuados.