close
HomeBlogsClaudia Caprile's blogAlmóndigas y güisqui: la RAE se mete en la cocina

Error message

Syntax error - http://www.welcomeargentina.com/blog/utlima-nota.html

Almóndigas y güisqui: la RAE se mete en la cocina

Todos los años la Real Academia Española aprueba nuevas palabras que pasan a formar parte del léxico autorizado a nivel mundial. Les damos la bienvenida a almóndiga y güisqui en gastronomía.

Cada año muchos comprobamos con horror que algunas palabras que se utilizan erróneamente a diario terminan incorporándose al diccionario de la Real Academia Española. En 2016, términos como toballa, papichulo, amigovios u otubre fueron sumados al amplio glosario de la lengua castellana. 

La gastronomía no ha sido ajena a incorporaciones. Es el caso de almóndiga, término que surge de la palabra albóndiga, y que a fuerza de repeticiones ha logrado colarse en el diccionario. A partir de ahora ambos vocablos serán de uso correcto para designar en la cocina a las bolas de carne picada.

El caso de la palabra güisqui es distinto. Este término nace de la manera de pronunciar whisky en español. Es uno de los vocablos del habla inglesa que se ha lexicalizado al castellano, como ha ocurrido también con bluyines (blue jeans), tunear (tune) o serendipia (serendipity).

Hay palabras que al ser incorporadas por la RAE causaron shock en un principio, pero luego su uso se extendió y ya no suenan extrañas. Tal es el caso de emplatar, término que designa la acción de colocar la comida en el plato de un comensal para servirla.

En los próximos años tal vez palabras como mondiola, güevos o beiguel pasen a formar parte del vocabulario de uso correcto en español.