close
HomeBlogsViagourmet's blog¿Cuál es la diferencia entre los huevos blancos y los de color?

¿Cuál es la diferencia entre los huevos blancos y los de color?

Cuando pedimos huevos en el almacén y el vendedor nos pregunta “¿blancos o de color?” solemos contestar simulando estar seguros de la respuesta y, sin embargo, por dentro pensamos “¿realmente tiene importancia eso?”. A ciencia cierta, pocos saben qué cosas diferencian unos de otros, qué conviene consumir y si realmente hay disparidades nutricionales entre unos y otros.

El color de la cáscara del huevo se debe principalmente a la raza de la gallina de la que proviene: por lo general, las gallinas blancas ponen huevos blancos y las marrones ponen huevos marrones. Los mitos urbanos cuentan que los huevos de color tienen la cáscara más fuerte y resistente, dato que se ha refutado ya que eso depende de la edad de la gallina: cuando más adulta, más frágil la cáscara.

Por otro lado, los dichos populares rezan que los huevos de color son más sanos y nutritivos que los blancos. Es un mito, totalmente falso. Si bien es cierto que algunos son más sabrosos que otros, incluso más sanos, nada tiene que ver con el color de su cáscara. Esta creencia nace de que los huevos marrones son más caros que los blancos, motivo que induce al consumidor a pensar que “si es más caro, es más nutritivo”, sin embargo, el precio responde a que las gallinas de color son más grandes y es más costoso mantenerlas.

Al margen del color, los huevos son una excelente opción para tener siempre incluida en la dieta, valiosos en proteínas y sabor.