close
HomeBlogsViagourmet's blog¿Por qué el arroz yamaní es más nutritivo que el común?

¿Por qué el arroz yamaní es más nutritivo que el común?

En los últimos años, el consumo de arroz yamaní creció entre hombres y mujeres y eso responde a un mayor acceso a la información respecto de sus propiedades. Entre otras cosas, el arroz yamaní aporta buenos niveles de energía, hidratos de carbono, proteínas y, al ser un producto menos refinado, su digestión es más lenta y eso produce mayor sensación de saciedad que el arroz común. Por otro lado, al no contener gluten, es un cereal apto para celíacos.

La principal diferencia entre el arroz común y el arroz yamaní radica en el refinamiento. El primero, al ser refinado, resta capas y con ello también el mayor porcentaje de sus propiedades nutricionales. Por el contrario, el segundo, dado que no atraviesa procesos de refinamiento, conserva sus cualidades nutritivas y también el color más oscuro.

Cómo conservar el arroz yamaní y trucos para prepararlo

Para evitar que el arroz se humedezca, lo que se recomienda es guardarlo dentro de un frasco –preferentemente de vidrio- con cierre hermético, en un lugar seco y oscuro; de esa manera, se conservará y podrá ser consumido por meses sin ningún tipo de problemas.

En cuanto a la cocción, se sugiere colocar en una olla dos tazas de arroz yamaní, cuatro a cinco tazas de agua y una cucharadita de sal. Llevar al fuego y cuando comience a hervir, tapar la olla y bajar al a mínimo. Luego de unos veinte minutos, cuando el grano esté casi seco, apagar el fuego y revolver con cuchara de madera. El tiempo de cocción –aunque varía según el gusto- suele ser mayor al del arroz común. Así que…paciencia.

Hay combinaciones que se vuelven irresistibles a la hora de pensar en una comida saludable con el arroz yamaní como base. Una de ellas es la de arroz yamaní con atún y vegetales, tan simple como delicioso. Solo se precisan:

-150 Grs. de arroz Yamani 

-1/2 cebolla grande (o 1 chica)

-1 planta de brócoli chica

-1 tomate perita

-1 diente de ajo chiquito

-1 lata de atún en aceite.

Ideal para llevar en un tupper al trabajo o para resolver una cena entre amigas. Aunque la dieta que gobierna nuestra rutina no sea estrictamente macrobiótica, siempre es bueno sumar productos saludables y menos procesados.