close
HomeBlogsViagourmet's blogSalmón con antibióticos: ¿hace mal a la salud?

Salmón con antibióticos: ¿hace mal a la salud?

Hace algunos días se dio a conocer una investigación del Instituto de Tecnología de la Fundación UADE que determinó que el 66% de los filetes de salmón rosado -importados de Chile y que se comercializan en las pescaderías de Buenos Aires-contienen antibióticos. Este dato generó alarma entre los consumidores, y más aún si se tiene en cuenta que este tipo de pescado es muy recomendado por los médicos y especialistas, ya que tiene numerosas propiedades, sobre todo para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, los niveles de colesterol “malo” y normalizar los triglicéridos.

En Chile, los peces son criados en reductos artificiales sobre el mar habilitados por el Estado. Allí se les inyecta antibióticos para controlar las enfermedades y luego se exporta.

Básicamente, el estudio indica que “los salmones presentan residuos de antibióticos superiores al límite permitido por el CODEX Alimentarius Internacional (Código Alimenticio) y pueden provocar consecuencias negativas en la salud de quienes los ingieran”. ¿Pero a qué tipo de consecuencias se refieren y cuán graves son?

Si bien la ingesta de pescado con antibióticos no pone en riesgo la salud, los especialistas responsables de la investigación indicaron que “el consumo no intencional de medicamentos a través de residuos presentes en los alimentos que ingerimos puede generar una selección de bacterias resistentes a los antibióticos, que en un futuro serán más complicadas de eliminar del organismo ya que contrarrestarán los efectos de las medicinas por lo que la persona afectada sería más propensa a contraer enfermedades”.

Aunque los expertos en el tema aseguren que comer sin abusar no es nocivo, tras las acusaciones de que los tiñen con colorantes, que los crían hacinados con exceso de antibióticos y que les dan pesticidas y hormonas, el consumo de salmón cayó hasta un 40% y hubo un regreso masivo de los pescados alternativos.