close
HomeBlogsLucila Román's blog¿Panza chata? ¡Con té de anís y manzanilla!

¿Panza chata? ¡Con té de anís y manzanilla!

¿A veces sentís hinchazón estomacal o intestinal? ¿Notás tu panza inflada? Posiblemente necesites incluir infusiones de anís y manzanilla a tu dieta.

Ambas hierbas tienen muchísimos beneficios para la salud, principalmente diuréticos y digestivos.

¿Cómo preparar este té? Lo primero que debemos saber es que, a los efectos de mejorar la salud, los tés que vienen en saquitos no sirven. Habrá que comprar las hierbas en las casas dietéticas y en las herboristerías.

En un litro de agua, agregar en el momento del hervor una cucharada de manzanilla y una cucharada de anís, apagar el fuego, tapar el recipiente y dejar reposar durante diez minutos.

Se puede tomar hasta tres veces por día, una hora antes y una hora después de las comidas.

La manzanilla es una planta medicinal digestiva por excelencia además de sus comprobados efectos sedantes:

  • Desinflama el estómago.
  • Alivia los problemas de hígado.
  • Es antiespasmódico y antiflatulento.
  • Relaja el colon irritable.
  • Baja los niveles de colesterol.
  • Calma el dolor de panza y los retorcijones.
  • Mejora la digestión.
  • Es diurético y elimina toxinas.
  • Indicada para los casos de gastritis, cólicos biliares, obesidad e irritaciones intestinales. También combate el insomnio y calma la ansiedad.

El anís es una planta que posee propiedades carminativas, esto significa que favorece a expulsar los gases del aparato digestivo. Además:

  • Ayuda a combatir la hinchazón abdominal.
  • Disminuye la acidez estomacal.
  • Combate la gastritis.
  • Actúa como poderoso sedante.
  • Halitosis: ayuda a desaparecer el mal aliento.
  • Es antitusivo. Está indicado para el asma, los resfríos, las bronquitis.
  • Estimula la digestión.